Consejos para comprar un sofá chaise longue

Consejos para comprar un sofá chaise longue

¿Te gustan los sofás chaise longue? ¿Te han atrapado como a muchísimas personas más?

Es lógico. Se han convertido en tendencia y abundan en un gran número de salones hoy en día, gracias a su complementación perfecta con variados estilos decorativos.

Hace unos años se creía que estos sofás altamente estéticos solo funcionaban en ambientes modernos, pero poco a poco y a tono con uso en muchos decorados, ya está fijada la idea de que los chaise longue, además de prácticos, generan atractivos estilos y pueden protagonizar prácticamente la totalidad de las variantes decorativas más utilizadas.

En su beneficio también podemos decir que son muebles polivalentes, que reúnen un número de plazas mayor al de otros tipos de sofás, y que favorecen el aprovechamiento de espacios que antes se desperdiciaban.

Esto último se debe a su disposición en forma de L, práctica y, reiteramos, muy atractiva desde el punto de vista visual. Sin embargo, para el carro. Son buenos, vistosos, mayormente cómodos y duraderos si es que lo adquirimos de calidad, pero antes de decidirnos a comprar uno debemos tener presente una serie de aspectos.

Ello, a menos que queramos desperdiciar una buena suma de dinero porque baratos, lo que se dice baratos, no son. Por tanto, los consejos que a continuación te damos podrían ser de gran utilidad al momento de comprar un sofá chaise longue.

Precio

Vamos a empezar por lo más práctico e inmediato: el precio. El chaise longue a comprar deberá ajustarse al presupuesto del que disponemos para ello, pero debemos partir de la lógica, que dicta que a mayor precio, mayor calidad.

Si queremos uno realmente bueno, deberemos disponer de al menos entre 800 y mil 500 euros, que es lo que suelen costar los de gama media, y más de esa cantidad para llevarnos uno de la alta, con garantías plenas de calidad.

Para los que no dispongan de esas cifras, afortunadamente abundan los chaise longue de gamabaja-media, con precios entre los 400 y los 700 euros.

Igualmente, si sondeamos con detenimiento y paciencia podremos hacernos con sofás de calidad alta en ofertas atractivas, que permiten llevar uno a casa a precio de calidad media.

Coherencia con el recinto

Entra la amplitud de sofás chaise longue existentes, muchos atractivos y altamente estéticos, puede que nos dejemos seducir por uno que no combina con nuestro salón.

Por tanto, hay que ir a comprarlo teniendo claras las dimensiones que debe tener, color perfecto y estilo decorativo en el que debe insertarse, como el centro neurálgico que será del salón. Puede que la mejor alternativa sea encargarlo a la medida y estilo justo que necesitamos tenga. Como podemos ver en sofasexteriores.com, hay incluso modelos de exterior.

Tapicería

Los de tela son los más abundantes, en cierto sentido porque son la tapicería más económica, y presentan buenos estándares de resistencia. No obstante, los de cuero son los más pródigos en este sentido, así como en calidad y diseño, aunque también los más caros.

Adquirir uno tapizado con piel artificial nos permite hallar un punto intermedio, más barato que el cuero y de calidad superior a la de cualquier tela.

Como quiera que sea, una recomendación a seguir, para facilitarnos el posterior mantenimiento y la limpieza, es adquirir un chaise longue desmontable en su totalidad.

¿Convertible o fijo?

Tal vez la última cosa a tener en cuenta, pero no la menos importante. Está directamente relacionada con las necesidades del comprador. Si nuestra casa es frecuentada por muchos amigos y familiares, y algunos de ellos suelen quedarse como invitados, tener un chaise longue con una cama supletoria podría ser una decisión sabia, sobre todo si no disponemos de habitaciones o camas extras que ofrecer (fuente: huffingtonpost.es).

Los sofá-cama están repuntando hoy en el mercado y los chaise longue no están exentos de ello. Así que, pensémoslo bien antes de comprar el nuestro.

Compártelo en tu red social: